Ataques a la vida privada, al honor, a la imagen y a la moral y paz públicas

En abril de 2007 se declararon inconstitucionales los artículos del Código Penal Federal y de los Códigos Penales Estatales que tipificaban como delitos la difamación, las calumnias y las injurias. Estos ex delitos se castigaban con penas de cárcel. Dichos ex delitos se homologaron con otros nombres en leyes civiles para dejarlos de castigar con penas de cárcel y sancionarlos de otras maneras.

La despenalización de la difamación, de las injurias y de las calumnias tuvo su fundamento en el artículo 6to de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos el cual prohíbe imponer inquisición judicial o administrativa salvo en el caso de que ataque a la moral, la vida privada o los derechos de tercero, provoque algún delito o perturbe el orden público.

El primer párrafo del artículo 6to de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos nos refiere a las siguientes dos regulaciones:

La primera es la Ley de Responsabilidad Civil para la Protección del Derecho a la Vida Privada, el Honor, y la Propia Imagen en el Distrito Federal, la cual establece los conceptos de vida privada, honor y la propia imagen yseñala que las sanciones que se impongan en ella noserán privativas de la libertad.

De acuerdo a dicha ley no se considera que se causa daño cuando se emiten opiniones o juicios de valor sobre una persona siempre y cuando no se utilicen insultos. Los hechos veraces que se expresen y sean de interés públicotampoco se consideran como daño.

La segunda es la Ley sobre Delitos de Imprenta, la cual conceptualiza los ataques a la moral de la siguiente manera: Al que propague públicamente vicios, faltas o delitos, al que ofenda públicamente el pudor, la decencia y las buenas costumbres o a quien manifieste al público actos lúbricos, entre otros. Y conceptualiza los ataques al orden y paz públicas como toda manifestación que tenga por objeto desprestigiar o ridiculizar las instituciones fundamentales del país, quien manifieste públicamente una rebelión, quien llame a la anarquía, a un motín, cuando se ataque el Ejercito, se injurie a las autoridades, sepropaguen noticias falsas o adulteradas capaces de perturbar la paz, o se lastime el crédito bancario, entre otras. En éste caso dichos ataques a la moral y al orden y la paz pública se castigarán con arresto o prisión y además con multa.

Ahora bien, quien ataque a una persona en su vida privada, en su honor o en su imagen y sea condenado deberá de publicar la sentencia condenatoria en los mismos medios que usó para atacar a la persona o de lo contrario tendrá que pagar una indemnización por un monto que no podrá exceder de 350 veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México.

Y quien ataque la moral pública o el orden y la paz pública se le castigará con arresto de uno a varios meses, o con prisión de 1 a 2 años y con multas que van desde los $20 pesos hasta los $1000 pesos.

En conclusión, la libre manifestación de las ideas opera cuando se trata de la vida pública, el honor o la imagen de las personas físicas o morales pero no opera cuando se trata de atacar a la moral pública o al orden y la paz públicas.

Para mayores informes comuníquese con Maricarmen Reyes a través de los medios de contacto disponibles en la página web www.registrodemarcasypatentes.com.mx