Derechos de transmisión de las olimpiadas

América Móvil se adjudicó los derechos de transmisión (en todas las plataformas de medios) de las olimpiadas de Río 2016, en México y en varios países de Latinoamérica. La transmisión o emisión de acuerdo con la Ley Federal del Derecho de Autor es la comunicación de obras de sonidos o de sonidos con imágenes por medio de ondas radioeléctricas, por cable, fibra óptica u otros medios análogos, al público.

A su vez, el Comité Olímpico Internacional requiere que los derechos de transmisión sean cedidos a la televisión pública y es por lo que los juegos olímpicos se están transmitiendo también en los canales 11 y 22.

Adicionalmente, América Móvil autorizó la retransmisión de los juegos olímpicos a ESPN y Fox Sports, quienes pagaron por ella. La retransmisión de acuerdo con la misma Ley es la emisión simultánea por un organismo de radiodifusión de una emisión de otro organismo de radiodifusión.

Lo anterior nos lleva a definir qué es un organismo de radiodifusión y la Ley lo establece como la entidad concesionada o permisionada capaz de emitir señales sonoras, visuales o ambas, susceptibles de percepción, por parte de una pluralidad de sujetos receptores. Los organismos de radiodifusión son en pocas palabras aquellos que transmiten programas de radio o televisión al público. Las obras pueden ser producidas por el organismo de radiodifusión o pueden ser de terceros que licencian sus obras a un organismo de radiodifusión en forma exclusiva o no.

En una licencia de uso, el autor no se desprende de sus derechos, el autor conserva sus derechos patrimoniales y sólo le concede a un tercero el uso de la obra por un tiempo, lugar y modalidades específicas. Por el contrario, América Móvil se adjudicó los derechos de transmisión de Río 2016 a través de una cesión.

Los organismos de radiodifusión gozan de los derechos conexos de los derechos de autor. Los derechos conexos brindan protección a quienes participan en el proceso de poner a disposición del público una obra.

Por ejemplo, gozan de la protección de los derechos conexos los artistas intérpretes o ejecutantes, los editores de libros, los productores de fonogramas, los productores de videogramas y los organismos de radiodifusión.

Esa protección se concreta para los organismos de radiodifusión en que sus derechos de emisión tendrán una vigencia de 50 años a partir de la primera emisión o transmisión. Esto significa que ninguna persona puede utilizar el material o los contenidos de las olimpiadas, ni reproducirlo en ningún medio físico ni digital en los próximos 50 años. Finalmente, la venta de los derechos de radiodifusión constituye la mayor fuente de ingresos para el Comité Olímpico Internacional. Y la otra gran fuente de ingresos para el COI son los patrocinios.

Para mayores informes comuníquese con Maricarmen Reyes a través de los medios de contacto disponibles en la página web www.registrodemarcasypatentes.com.mx