Entra en vigor el Tratado de Marrakech

El 30 de septiembre de 2016 entró en vigor el Tratado de Marrakech para facilitar el acceso a las obras publicadas a las personas ciegas, con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder al texto impreso.

Es un tratado internacional sobre derechos de autor que se adopto el 27 de junio de 2013 en Marruecos. Era necesario que lo ratificaran 20 países para poder entrar en vigor. El 30 de junio fue ratificado por el vigésimo país y entro en vigor a los 3 meses siguientes, es decir el 30 de septiembre de 2016.

Los países que han ratificado el Tratado de Marrakech en su mayoría son países latinoamericanos, entre ellos México.

La OMS Organización Mundial de la Salud señala que hay 285 millones de personas ciegas en el mundo. La UMC Unión Mundial de Ciegos señala que menos del 10% de las obras publicadas están disponibles en formatos accesibles para ciegos y menos del 1% de las obras publicadas están disponibles en formatos accesibles en los países en desarrollo.

El tratado permite el acceso a la información a las personas con discapacidad visual al reconocerles sus derechos humanos. El tratado establece limitaciones y excepciones obligatorias a cargo de los autores y editores al permitir la reproducción, distribución y puesta a disposición de obras publicadas en formatos accesibles para las personas con discapacidad visual y al permitir el intercambio transfronterizo de esas obras por las entidades autorizadas gubernamentales o no gubernamentales que no tengan fines de lucro.

Los proyectos TIGAR y ABC están creando una red de Entidades Autorizadas para el intercambio transfronterizo de las obras en formatos accesibles entre las partes contratantes. El ABC Consorcio de Libros Accesibles tiene como función compartir las capacidades técnicas a los países en desarrollo para que estos produzcan y distribuyan libros en formatos accesibles.

El tratado da libertad a las partes contratantes de aplicar sus propias disposiciones siempre y cuando se cumplan tres reglas: Que se trate de casos especiales, que no atente contra la explotación normal de la obra y que no cause perjuicios al titular del derecho.

Las partes contratantes deben señalar en su legislación nacional una limitación o excepción en beneficio de las personas con discapacidad visual. Cada Estado contratante decidirá en su legislación nacional si la excepción o limitación queda o no sujeta a una remuneración para los autores o editores de libros en formatos accesibles.

La Ley Federal del Derecho de Autor mexicana señala en el artículo 148 fracción VIII que las obras literarias para personas con discapacidad ya divulgadas pueden publicarse sin fines de lucro, siempre que no afecten la explotación normal de la obra, y no se necesita la autorización del titular de los derechos para utilizar la obra ni el pago de una remuneración.

De lograr cumplir sus fines el Tratado de Marruecos entrarán y saldrán de México obras en formatos accesibles como el braille, versiones en grandes caracteres y audio libros, que podrán estar al alcance de las personas con discapacidad visual, lo cual significará el inicio de un reconocimiento de sus derechos humanos de acceso a la información.

Para mayores informes comuníquese con Maricarmen Reyes a través de los medios de contacto disponibles en la página web www.registrodemarcasypatentes.com.mx