Las Importaciones Paralelas en México

Las importaciones paralelas, de productos que tienen marca registrada aquí en México las “entendemos” a la “luz” del artículo 92-II de la Ley de la Propiedad Industrial y del artículo 54 del Reglamento de la Ley de la Propiedad Industrial.

A través del artículo 92 fracción II es posible importar a México productos legítimos que se distingan con una marca registrada para comercializarlos o distribuirlos en territorio nacional. Y, el artículo 54 señala que los productos con marca registrada que se importen son legítimos cuando: a) La introducción de los productos por el importador se efectúe por el titular de la marca registrada o su licenciatario, o b) Que los titulares de la marca registrada en México y en el país extranjero sean la misma persona, miembros de un mismo grupo económico, licenciatarios o sub-licenciatarios.

En virtud de lo anterior, las importaciones paralelas en México no son genuinas.

Este artículo sólo hace referencia a las marcas y no hace referencia a los derechos de autor ni a las patentes.

Importación paralela es la importación de productos de marca registrada, que hace cualquier persona que no tiene un contrato con el titular de la marca o su licenciatario. A estos productos se les llama erróneamente productos del mercado gris porque su canal de distribución no está conectado en primera instancia directamente con el titular de la marca o su licenciatario. Sin embargo, son productos originales y genuinos que fueron puestos en el comercio por el titular de la marca o su licenciatario y que se adquirieron en diferentes puntos de la cadena de distribución.

El concepto y la naturaleza jurídica de las importaciones paralelas chocan contra su regulación en México, toda vez que si usted tiene planeado importar paralelamente un producto de marca registrada a México necesita forzosamente de acuerdo al artículo 54 del Reglamento el consentimiento por escrito del titular de la marca registrada o de su licenciatario, y si usted no tiene este escrito no va a poder ingresar la mercancía a territorio nacional. Y además de acuerdo al artículo 92-II de la Ley, el titular de la marca registrada en México puede ejercitar su derecho a la importación en su calidad de titular de un derecho marcario, oponiéndose a la importación paralela.

Por todo lo anterior, las restricciones a las importaciones paralelas en México atentan contra el principio de libre mercado, por un lado y por otro lado, mantienen protegidos a los titulares de los derechos marcarios.

Para mayores informes comuníquese con Maricarmen Reyes en la Ciudad de México, al celular 0445515057796 o a través de los medios de contacto disponibles en la página web www.registrodemarcasypatentes.com.mx