Las marcas no deben de ser genéricas ni descriptivas

La Ley de la Propiedad Industrial dispone que las marcas deben de ser distintivas para poder obtener su registro ante el IMPI. Esto significa que deben de tener un distintivo propio. Si va a usar una palabra genérica o descriptiva como marca, a saber: restaurante, cartucho, plumas, etc., agrégueles alguna palabra original y propia para que pueda obtener el registro de su marca.

Las marcas genéricas y descriptivas no son concedidas por el IMPI porque todos los comerciantes tienen derecho a usar esas palabras genéricas y descriptivas para comercializar sus productos o prestar sus servicios en el mercado.

La marca brinda el derecho a la exclusividad de su uso en territorio mexicano por lo que las palabras genéricas o descriptivas no pueden ser registradas porque todos los comerciantes tienen derecho a usar esas palabras, las cuales no pueden ser exclusivas de una sola persona.

Es decir, el IMPI no puede registrar la marca cartuchos para amparar cartuchos de impresora, porque todos los comerciantes de cartuchos tienen el derecho a usar la palabra cartucho para comercializar sus cartuchos de impresora por lo que usted puede usar la palabra cartuchos pero debe de acompañarla de alguna otra palabra que sea propia y no sea descriptiva de sus productos o servicios.

Por otro lado, existen comerciantes que tienen marcas que no describen en lo más mínimo los productos que comercializan o los servicios que prestan y por lo tanto esas marcas son muy distintivas y obtienen su registro con más facilidad.

También hay marcas que se componen de frases evocativas y el IMPI a veces las concede y a veces las niega por lo que registrar ese tipo de marcas se convierte en un volado.

A su vez, el artículo 90 fracción IV de la Ley de la Propiedad Industrial establece que no serán registrables como marcas las denominaciones, figuras o formas tridimensionales que considerando el conjunto de sus características, sean descriptivas de los productos o servicios que traten de protegerse como marca. Quedan incluidas en el supuesto anterior las palabras descriptivas o indicativas que en el comercio sirvan para designar la especie, calidad, cantidad, composición, destino, valor, lugar de origen de los productos o la época de producción.

A este respecto el poder judicial federal dictó una sentencia en la que confirmó que se negaba el registro de la marca cómodo para proteger zapatos ya que consideró que la palabra cómodo es una característica de los zapatos y la misma debe de poder ser usada por cualquier comerciante para comercializar sus zapatos.

Procure que sus marcas sean distintivas y si requiere un gestor de marcas, me pongo a sus órdenes.

Para mayores informes comuníquese con Maricarmen Reyes a través de los medios de contacto disponibles en la página web www.registrodemarcasypatentes.com.mx