Las Marcas Tridimensionales

La Ley de la Propiedad Industrial en México establece que pueden constituir una marca: Las denominaciones y figuras suficientemente distintivas, las formas tridimensionales, los nombres comerciales y razones sociales y el nombre propio de una persona física.

La Ley establece que las marcas tridimensionales tienen que ser originales.

La marca tridimensional puede proteger la forma del producto o de su envase. Por ejemplo el chocolate Toblerone o la botella corrugada del whisky Old Parr son formas que tienen un cuerpo con volumen y que pueden protegerse como marcas tridimensionales siempre y cuando no ofrezcan una ventaja técnica.

Para obtener el registro de la marca tridimensional esta debe consistir en una forma no usual por un lado, y por otro lado no debe ser semejante en grado de confusión a otra marca tridimensional registrada y vigente.

Las formas usuales son aquellas que se utilizan comúnmente en el mercado por todos los competidores que comercializan el mismo producto o el mismo envase y que por lo tanto no tienen distintividad y son también aquellas formas impuestas por la naturaleza de los productos.

Si la forma del producto o del envase tiene una ventaja funcional o técnica entonces la figura jurídica de protección es el diseño industrial, el modelo de utilidad o la patente y no la marca tridimensional porque estas últimas no protegen las ventajas funcionales o técnicas de los productos.

Para mayores informes comuníquese con Maricarmen Reyes a través de los medios de contacto disponibles en la página web www.registrodemarcasypatentes.com.mx