Si tiene una marca registrada y quiere mantenerla vigente tiene que usarla

La Ley de la Propiedad Industrial señala que las marcas caducan cuando no se renuevan y cuando la marca no se haya usado en los tres años consecutivos, inmediatos, anteriores a la solicitud de declaración administrativa de caducidad que presente un tercero.

Es decir, las marcas tienen que estar en uso en los productos o servicios amparados por ellas para evitar que algún tercero solicite la caducidad de la marca que le citaron como anterioridad.

Al titular del registro de una marca es a quien le corresponde probar que la marca se encuentra en uso por lo que es importante recolectar y guardar pruebas de uso de la marca para que si algún tercero solicita la caducidad de su marca, usted pueda probar que la marca ha estado en uso en los últimos tres años.

Si la marca ha sufrido modificaciones en su apariencia se recomienda solicitar el registro de la marca con su nueva apariencia para que el uso de la marca pueda ser cabalmente probado, en caso necesario.

Por otro lado, la vigencia de una marca dura diez años y es necesario que la marca se encuentre en uso para poder renovarla. Si la marca no se encuentra en uso al término de su vigencia procede solicitar un nuevo registro de marca.

Si la marca está siendo usada por un licenciatario, ese uso sirve únicamente si el contrato de licencia respectivo se encuentra inscrito en el IMPI por lo que es muy importante tener ese contrato inscrito.

Finalmente, sería una buena práctica que todos aquellos que no usan su marca registrada y la tienen en el olvido, solicitarán la caducidad de la misma para que otras personas que desean usar la misma marca o una marca semejante fonéticamente pudieran obtener el registro de la misma. Existen muchísimas marcas que no se usan por sus titulares y que solo obstaculizan a quienes si tienen la voluntad de usarlas.

Para mayor información contacte a Maricarmen Reyes Berlanga en info@registrodemarcasypatentes.com.mx